(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

6 Formas de aprender inglés según la ciencia

6 Formas de aprender inglés según la ciencia

Todos hablan de aprender inglés como si fuera un proceso rápido. No es así. Cuando decides comenzar este reto, los días de aprendizaje nunca se acaban. Ni siquiera cuando llegas al último nivel de un curso. Aun así, la ciencia, como siempre, nos ayuda. 

La dificultad es comprensible. Pero, como sabes, el campo del conocimiento ha sido una mina de exploración. Investigadores de todo el mundo han tratado de descifrar las mejores estrategias para dominarlo. Son muchas, y aquí recopilamos las 6 mejores. 

Aprender inglés con el arte de la paciencia

Hoy en día todos corren de un lado a otro. No hacen una pausa, pues quieren resultados rápidos. No obstante, ese mecanismo tan acelerado no funciona cuando el objetivo es aprender inglés como segundo idioma. 

Esto lleva tiempo y en sus primeras etapas, debes poner en práctica el arte de la paciencia. Y es que, querrás dejar las sesiones de estudio, no soportarás equivocarte tanto, pensarás que no puedes memorizar los temas. Justo ahí, es cuando un respiro profundo será de gran ayuda.

Claro que los errores no desaparecerán, somos humanos. Sin embargo, cada vez serán menos. De hecho, tendrás más herramientas para mantener la curva de aprendizaje en dirección positiva. 

Aplica la ciencia para aprender inglés

Como dijimos, los científicos ven el aprendizaje de idiomas como un espacio recóndito de indagación. Esto sucede porque no hay otras especies vivas que lo puedan lograr. De ahí que ahora se conozca qué partes del cerebro actúan en este proceso. 

O si es importante la edad. Por ejemplo, ¿el aprendizaje de un niño es igual al de un adulto? ¿Es igual dominar el idioma nativo y uno extranjero? Más allá de esto, esa información no permite mejorar nuestro viaje de aprendizaje para que sea fácil, ameno y tome menos tiempo.

6 maneras aprender inglés 

1. Escucha lo que pueda en inglés

Los científicos le llaman a esto: aprendizaje implícito o inconsciente. Es decir, que aprenderás sin darte cuenta. Sucede cuando no prestas atención. Simplemente, el sonido está en el fondo, mientras que tu cerebro absorbe patrones, palabras, frases, gramática, etc.  

Incluso no será necesario tomar nota. Por esto, a partir de ahora llena tu habitación, casa u oficina de sonidos en inglés. Series, música, vídeos, podcasts, audiolibros. ¡Lo que quieras! Recuerda que no necesitas poner atención, disfruta.

2. Asimila los sonidos por separado

Tu cerebro viene codificado de una manera determinada por tu idioma nativo. Aprender inglés, cambiará la manera en que funciona. Esto sucede porque los nuevos mecanismos que ejecuta, hacen que el órgano crezca y responda de forma distinta a los sonidos. 

Por ejemplo, para los japoneses es difícil comprender el sonido de las letras L y R, porque en su idioma existe uno solo para ambas. Esto es muy común. Entonces, determinar los sonidos que te resultan difíciles de entender o pronunciar y dedícales más tiempo. 

3. Asocia palabras

Cuando los haces no solo asocias sonidos, también imágenes, movimientos, ideas y gestos. Esto acelera el aprendizaje del idioma. Nos recuerda mucho a las familias de palabras que nos pedían en la escuela. Con esto, realmente buscaban reforzar el conocimiento. 

Para aprender inglés, elige un término, asócialo a una imagen y a otro vocablo. Verás que después no podrás olvidar su significado. De hecho, intenta agregar gestos con tus manos o partes del cuerpo. Tu memoria lo agradecerá. 

4. Olvida las reglas, recuerda patrones

Aunque no te lo hayan dicho tus antiguos profesores, los idiomas se componen de patrones. Luego, le dieron una vuelta y surgieron las reglas. Estos nos dan una sensación de dinamismo. 

Apliquémoslos a cualquier tema: al pasado regular. La regla dice que hay que agregar “ed” al final de cada verbo. ¡Lo olvidarás! Mejor, encontremos un patrón. Para ello, haz una lista de varios verbos, colócale el sufijo y míralos por un buen tiempo. ¡Lo recordarás!   

5. Deja las palabras aisladas. Aprende frases

Las palabras a veces cambian de significado según la frase en que se empleen. Entonces, lo mejor es que aprendamos expresiones nuevas. Así sabremos cómo y en dónde usarlas y, al mismo tiempo, el significado que tiene cada vocablo. 

Y es que si nos dedicamos a aprender cada palabra, nos tardaríamos mucho tiempo en saber en cuáles contextos utilizarlas. Mejor, elige una, pero también frases, expresiones, oraciones y conversaciones donde encajen correctamente. 

6. Aprende escuchando música

¿Recuerdas las letras que cantabas cuando eras niño? Hay muchas que ahora mismo las cantaríamos a todo volumen. ¿Cómo es posible si ha pasado tanto tiempo? Al repetir tantas veces una canción y con tanto gusto, se quedan grabadas sin querer.

Fíjate que el lenguaje está compuesto de sonido, silencios, es decir: música. Entonces, selecciona las canciones que están de moda o las que más te gustan y escúchalas, cántalas, pero, sobre todo, disfrútalas. Verás que pronto usarás esas palabras y frases en otros momentos. 

Si lo vemos en perspectiva, todas son opciones válidas para aprender inglés. Unas menos complicadas que otras, pero todas efectivas. Lo más importante es que representan estrategias para acelerar el aprendizaje y convertirlo en momentos divertidos y fructíferos. 

Habla con nuestros agentes para obtener información: