(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

9 Mejores consejos para aprender inglés rápido y fácil

9 Mejores consejos para aprender inglés rápido y fácil

Aprender inglés rápido y fácil es posible si consideras los sencillos consejos que, como expertos en la materia, compartiremos contigo en este artículo. Como todo proceso implica motivación, dedicación, práctica y disciplina, para lograr los mejores resultados.

Invertir tiempo, esfuerzo y recursos en aprender un segundo idioma, más aún si se trata de una lengua con tanta demanda como el inglés, es una decisión muy inteligente. De modo que si ya diste el primer paso, permítenos mencionarte que estás en el camino correcto. 

El inglés es imprescindible para avanzar en el ámbito formativo, laboral, empresarial, para actualizar conocimientos y estar a la vanguardia, sea cual sea el área en la que te desenvuelvas. A continuación, no pierdas de vista los 10 consejos que te ayudarán a estar más cerca de la meta, cuando se trata de aprender inglés rápido y fácil.

1. Define por qué quieres aprender inglés

Nada dará más impulso a tu aprendizaje que tener claras las razones que te impulsan a aprender inglés rápido y fácil. Si te encuentras altamente motivado, cuando se presente alguna dificultad al estudiar inglés, podrás superarla y escalar hasta el siguiente nivel.

Bien sea que quieras destacar en los estudios, ingresar a una universidad extranjera, o prepararte para aplicar a una promoción en tu trabajo, estos serán los motivos que justificarán tu esfuerzo.  Repasa cada uno y mantén la mirada fija en ese objetivo que te trazaste. 

2. Evalúa qué tanto sabes de inglés

Lo ideal es iniciar el camino con una evaluación exploratoria que determinará qué conocimientos posees del idioma. Lo cual orientará al docente con respecto a tus necesidades y las estrategias a utilizar. Si la conclusión es que debes comenzar desde cero, no pasa nada. 

Empezarás con paso firme en aspectos básicos, un lugar por el que pasaron todos los que en la actualidad presumen del inglés como segundo idioma. Ahora, si tienes conocimientos que te ubican en un nivel más avanzado, también es genial. Llevarás la delantera por unos cuantos pasos. 

3. Traza plan con objetivos claros y realizables

Ya sabes que quieres aprender inglés rápido y fácil. Tienes suficientes motivos para hacerlo y verificaste en qué nivel te encuentras con respecto al conocimiento del idioma. ¿Qué sigue? Un plan de aprendizaje, con objetivos claros y realizables.

Tu profesor de inglés, luego de la evaluación, ya tiene información suficiente para trazar una estrategia de enseñanza, que contemplará lapsos y objetivos. Más allá de esto, rétate con pequeñas metas, con fecha de cumplimiento, que serán un aliciente para querer aprender cada día más. 

4. Conversa desde el primer día (aunque sepas poco)

Aprendiste tu lengua materna, lo mismo sucederá con el segundo idioma. De allí es tan importante y decisivo que desde el primer día aprendas hablando. El profesor presentará un vocabulario y  formas sencillas de aplicarlo. 

Acostúmbrate a escuchar y a emitir los sonidos de esas nuevas palabras, aprende a utilizarlas, en qué frases o situaciones es pertinente su uso. De manera particular, enriquece el aprendizaje, consulta sobre su significado. Trabaja en perfeccionar y ampliar lo aprendido. 

5. Practica inglés a diario para aprenderlo rápido y fácil 

Si practicas a diario lo que aprendas en tus clases de inglés, estarás dando pasos agigantados hacia el dominio del idioma. Puedes hacerlo en solitario, con tu grupo de compañeros del curso o con quien lo prefieras. Lo importante es que no desistas, dediques tiempo a repasar y practicar.

Procura sumergirte en el idioma inglés de todas las formas que estén a tu alcance. Por otra parte, si bien hablar es fundamental, también debes dedicar tiempo a estudiar gramática y ortografía, dentro y fuera de clase. 

6. Cultiva la paciencia y sé flexible

Para aprender se requiere estructura, planificación y rutina. Pero esto no quiere decir que estés obligado a hacerlo todos los días de la misma manera. Integrar un idioma es un hecho que está pasando a ser parte de tu vida. Vale la pena saltarse el protocolo y conocerlo de la forma que te resulte más fluida. 

7. Evita las traducciones

Cuando aprendes una segunda lengua se trata de pensar, hablar, escuchar, comunicarte en ese idioma. De manera que debes comprender, en vez de traducir con ayuda de un software. Probablemente, en un principio te sientas tentado a acudir a los traductores en línea o al diccionario. 

Por otro lado, las traducciones que obtengas vía web serán literales, palabra a palabra, y no considerarán el contexto de una expresión, por lo tanto pudiera ser confuso. En pocas palabras, incurrir en esta acción no es nada recomendable para el proceso.

8. No olvides tomar apuntes

Para todo estudiante del idioma inglés, tomar apuntes será de gran ayuda tanto para refrescar los contenidos de la clase, como para llevar un registro particular de las palabras o frases nuevas que aprendas, así como de las dudas que puedas tener en algún momento.

Puede ser un cuaderno o en el bloc de notas de tu teléfono móvil, lo que resulte más práctico para ti. En cualquier caso, dichos apuntes serán de utilidad para cuando debas prepararte para una prueba o cuando desees usar una frase ya aprendida. 

9. Identifica los recursos a tu favor 

Los recursos tecnológicos son extraordinarios aliados en el proceso de aprendizaje del idioma inglés. En la web encontrarás interesantes lugares que te ayudarán a ejercitar el idioma: plataformas, foros, chats, redes sociales, entre otras alternativas. 

De igual manera, las aplicaciones que puedes descargar en tu teléfono móvil te permiten repasar y practicar el idioma estés donde estés. Si no sabes cuáles son las más convenientes para ti, no dudes en preguntar a tu profesor. 

 

Habla con nuestros agentes para obtener información: