(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

¿El idioma nativo influye cuando deseas aprender inglés como segundo idioma?

Aprender inglés como segundo idioma: Influye el idioma nativo

¿Sueñas con aprender inglés como segundo idioma? Un factor importante a considerar es tu lengua nativa. Según el Centro de Información Biotecnológica (NBCI, por sus siglas en inglés), la influencia que tiene en la adquisición de nuevas competencias lingüísticas es grande. 

Esta institución, perteneciente a la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, evaluó a dos grupos de personas bilingües para determinar la relación que existe entre un par de lenguas, en el proceso de aprendizaje de una extranjera: ingles-español e ingles-mandarín.

El resultado demostró, entre otras cosas, que el uso del lenguaje materno ayuda a comprender mejor lo relativo al vocabulario y las habilidades de lectura. De modo, que si dominas bien el propio, obtendrás mejores y rápidos resultados con el ajeno. 

Esto quiere decir que la motivación no es la única que desempeña un papel relevante. Existen diversos factores que inciden en tu capacidad de comunicarte oralmente o por escrito mediante otros signos. Te contamos qué más se sabe al respecto.

Aprender inglés como segundo idioma – Factores relacionados

De acuerdo con la referida investigación, hay elementos ambientales que tienen un efecto considerable en la absorción del conocimiento. Entre ellos, se encuentra la edad, el grado de inmersión y de exposición, así como las características del lenguaje nativo.

Cuando comienzas a estudiar tempranamente uno distinto, asimilas con mayor rapidez la información. Lo mismo ocurre al pasar tiempo con personas que lo hablan y la duración o uso diario que dediques, lo cual marca una diferencia.

Estos factores cumplen también un rol indispensable en la identificación y reconocimientos de los fonemas. Es decir, de los sonidos que componen las palabras. Si eres capaz de reflexionar sobre los de tu lengua nativa, tendrás más conciencia de los concernientes a la segunda.

Esto permite, a su vez, un mayor dominio morfosintáctico. ¿Sabes qué significa? Un mejor uso de los diferentes vocablos y artificios relacionados con los elementos de las oraciones. Por ejemplo, palabras interrogativas, preposiciones, pronombres, conjunciones y morfemas.

Aprender inglés como segundo idioma – Sobre la edad

Ya sabes que los niños tienen mayores habilidades para aprender inglés como segundo idioma. Comparado con los adultos, lo hacen con una rapidez asombrosa. Sobre todo, cuando se encuentran en un entorno adecuado.

Si quien aprende inglés pertenece a una familia similar, el proceso es más veloz. Esto es posible debido a que muchos conocimientos se transfieren de un lenguaje a otro. Por ejemplo, los referentes a las reglas de la gramática y la sintaxis.

Por lo tanto, mientras más dominen el adquirido de forma natural, resultará menos complicado entender el nuevo. De ahí que se recomiende incluir en su educación aspectos relacionados con el natal. Y que empiecen a desarrollar tales capacidades desde pequeños.

No obstante, la motivación es fundamental para lograr estos objetivos. Estudiar en un ambiente grato y divertido contribuye con el aprendizaje de cualquier alumno. Si está en otro país, se sentirá más motivado para asistir a clases.

Aprender inglés como segunda lengua: Rasgos de la lengua materna

La investigación de NBCI, destaca las ventajas de contar con un idioma base semejante al no nativo. Según los autores, las características comunes influyen positivamente en el aprendizaje porque hay menos cosas distintas que memorizar.

El anglosajón y el español tienen muchas similitudes. Especialmente, en lo que respecta al alfabeto, lo cual es beneficioso a la hora de estudiarlo. Por tal razón, las probabilidades de éxito son mayores en comparación con los que no tienen ningún parecido.

Por ejemplo, la escritura y fonética china o japonesa son totalmente distintas a la inglésa. El castellano, por su parte, posee muchas palabras y sonidos comunes. Por eso, a los hispanos les resulta más fácil aprenderla que a los asiáticos, cuyo alfabeto es logográfico.

De hecho, el grupo bilingüe ingles-español que participó en el estudio, obtuvo un puntaje alto en el área de la lectoescritura. Mientras que el de los integrantes del ingles-mandarín fue menor. Eso se debió a la capacidad del primero de leer y escribir en su propia lengua.

Finalmente, ¿influye el idioma nativo?

Finalmente, los investigadores concluyeron que el idioma que aprendes a partir de los primeros años de vida, es determinante en el aprendizaje del adicional. Esto significa que puede complicarte o no la comprensión.

Los factores que influyen en el dominio alcanzado son los que ya mencionamos. Es decir, la proximidad entre uno y otro, la edad, la inmersión lingüística, y si lo estudias a partir de la niñez o de la etapa adulta. A exposición más temprana, mayor competencia.

Además, cuando los sistemas de escritura son equivalentes, hay una mejor base para aprender a leer y escribir. Esto conlleva a una transferencia de habilidades más rápida y efectiva, debido a que se comparte la ortografía y otros elementos alfabéticos.

La exposición es el factor que más favorece a los estudiantes. De manera que si quieres aprender rápidamente no hay mejor consejo que hablar, leer y escribir diariamente el idioma como si fuera un mantra. La práctica constante te ayuda a desenvolverte y ganar seguridad.

 

 

Habla con nuestros agentes para obtener información: