(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

6 Cosas que Debes Evitar al Aprender Inglés en Houston

6 Cosas que Debes Evitar al Aprender Inglés en Houston

Aprender inglés en Houston, Texas, es una experiencia edificante, que te brinda competencias para destacar en este mundo cada vez más exigente. Se trata del idioma que millones de personas no nativas emplean en su día a día en los ámbitos más diversos. 

Tomar lecciones de ESL en esta ciudad estadounidense solo representa ventajas y beneficios, ya que te sumergirás en el idioma desde el primer día, practicándolo dentro y fuera del aula. Si percibes que el proceso de aprendizaje no fluye, debes revisar tus rutinas de estudio.

A continuación te presentamos seis cosas que debes evitar si quieres dominar el inglés sin obstáculos y con resultados satisfactorios. 

Temer que no podrás aprender inglés en Houston

Algunas personas albergan el temor de ser incapaces de dominar un segundo idioma. Saca el “no puedo” y el “no sé” de tu vocabulario. Cada quien aprende a su ritmo, algunos aspectos resultan más demandantes que otros, pero todos podemos aprender ESL. 

Para llegar a dominar el inglés se requiere enfoque, disciplina, estudio y práctica constante. Todos estos factores te llevarán a buen puerto. Piensa que si tantas personas en el mundo, de todas las edades y características, han podido, tú también lo lograrás.

Para motivarte, desde el primer día concentra tu atención en pequeñas metas. A medida que las vayas cumpliendo te darás cuenta de que es posible ir por más. Esos logros te infundirán el ánimo y la seguridad necesarios para llegar a ser bilingüe. 

Dejar de practicar a diario: ¡Ni lo pienses!

Un error que debes evitar es practicar el inglés únicamente en clases. Por el contrario, desde la primera lección debes hacerlo parte de tu cotidianidad. Usa el vocabulario que vayas aprendiendo; de ser posible, busca otras personas con quienes conversar.

Sumérgete en el idioma cada vez más: incorpora a tu playlist música en inglés, busca libros, revistas, comics. Olvídate de los subtítulos en las películas y series; escucha podcasts de tus temas preferidos, cambia el lenguaje al teléfono, son parte de las recomendaciones.

Aprender un segundo idioma es como el entrenamiento físico, si lo abandonas te costará retomarlo y tardarás más. Así que actívate e invita a tus compañeros a practicar, inscríbanse en un club de conversación, presencial o virtual, para mantenerse en forma.

Esperar a tener un nivel intermedio para atreverte a hablar, cuando quieres aprender inglés en Houston

Como ya lo dijimos, debes hablar inglés desde el primer día. Atrévete a sostener pequeñas conversaciones. Esto lo lograrás, por ejemplo, aprendiendo algunas frases básicas, para saludar, despedirte, ir a la cafetería y pedir tu menú favorito, o preguntar direcciones.

Si al principio te cuesta un poco, es completamente normal. Prueba grabarte y escuchar la pronunciación, compárala con la de otras personas, especialmente hablantes nativos. Tu oído se irá acostumbrando a los sonidos y luego podrás reproducirlos.

En las redes sociales y algunas plataformas hay salas de chat para personas que desean practicar el inglés. También es una idea estupenda proponer a una persona que hable inglés para que te dedique algunas horas, a cambio de que tú le enseñes de tu lengua materna.

Prestar atención a críticas o comentarios de desánimo

En todos los contextos de la vida es importante que te rodees de quienes te influencien positivamente. Si te relacionas con personas que no te apoyan en tu propósito de aprender inglés, debes trazar una estrategia para que eso no disminuya tu impulso.

Construye una red o establece alianzas con amigos o compañeros que, lejos de criticarte o distraerte, te animen, celebren cada logro y te ayuden a aprender también de tus errores. Por encima de todo, el entusiasmo y la convicción deben partir de ti.

La principal razón para motivarte a estudiar inglés como segunda lengua es entender el valor que tendrá para tu desarrollo personal y las oportunidades que se abrirán para ti en el campo académico, profesional y social.  Cada paso te aproximará a la meta de ser bilingüe.

Comparar tu avance al aprender inglés en Houston con el de otros alumnos

El aprendizaje es un proceso individual en el que cada estudiante tiene fortalezas y debilidades. Algunas competencias las desarrollarás con mayor facilidad que otras, lo cual está dentro de lo esperado en estos casos. 

No estés demasiado atento a lo que otros logren, a menos que eso te sirva de impulso para alcanzar tus objetivos. No te restes méritos y mira con satisfacción tus avances. La única persona a la que debes superar es a ti mismo, a fuerza de estudio y constancia. 

No te distraigas y enfócate. Apóyate en tus maestros y compañeros de clases, para mejorar cada día más.

Desanimarte ante las dificultades: Nunca

Aspectos como la gramática inglesa resultan retadores. Nada que no pueda resolverse con más horas de estudio, ejercicios, consultando a los que saben y armándote de valor. Leer, comprender, hablar y escribir correctamente son competencias inestimables.

Al aprender inglés en Houston trata de fluir y  perfeccionar aquello que se te da con facilidad, mientras destinas tus mejores esfuerzos e inteligencia en asimilar lo que te resulte complicado de entender. 

 

Habla con nuestros agentes para obtener información: