(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

¿Cómo Aprender Inglés en Houston Con tu Familia Anfitriona?

Aprender Inglés en Houston Con la Familia Anfitriona

Año tras año, miles de estudiantes eligen aprender inglés en Houston, Texas, alojándose con una familia anfitriona. Una experiencia de la que quedan gratos recuerdos y la satisfacción de adquirir una herramienta básica para progresar en la sociedad competitiva en la que vivimos.

Además de brindarte hospedaje, atenciones y orientarte sobre la dinámica de la ciudad, la familia que te recibe representa una fuente inmediata de conocimientos y la posibilidad de practicar el idioma en tu tiempo libre.

Houston es una ciudad multicultural, que acoge a personas venidas de diferentes lugares del mundo. Posee una vida social, productiva, comercial y cultural de amplias dimensiones. Sin dudas, un excelente lugar para aprender inglés y establecer relaciones significativas.

En las siguientes líneas te ofreceremos algunas ideas sobre cómo aprender inglés con tu familia anfitriona. 

Aprender inglés en Houston: una grata experiencia de inmersión en ambiente familiar

Lo mejor de residir con una familia anfitriona mientras participas en un curso de inglés en Houston, es que no extrañarás tanto tu hogar y a tus seres queridos. Este tipo de experiencias están diseñadas para garantizarte un ambiente cálido, cercano y gentil.

Esa interacción diaria con tu familia de acogida te permite adquirir destrezas comunicacionales, aumentar el vocabulario, entrenar la comprensión auditiva y la pronunciación. Desde el desayuno hasta la cena tendrás oportunidad de aprender. 

En tu residencia temporal tienes la ocasión de aclarar las dudas con respecto al idioma, lejos de la formalidad del aula de clases. Encuentras empatía y disposición para ayudarte, de manera que tu tiempo libre sirve para ampliar y perfeccionar los conocimientos adquiridos.

Quizás, esta es una razón de peso para que muchos alumnos decidan apuntarse a un programa de estudios de ESL bajo la modalidad de hogares anfitriones. Permaneces inmerso en el idioma todo el tiempo, asegurando que el progreso del aprendizaje sea mayor.

Lo mejor es aprender con hablantes nativos

Es provechoso adquirir conocimientos del inglés con un docente que tenga pleno dominio de la lengua, así como de los recursos pedagógicos para enseñarte. Sin embargo, la oportunidad de aprender con hablantes nativos supera las expectativas que tienes.

Es instrucción espontánea, orgánica, natural; por lo tanto, imborrable. En las conversaciones cotidianas, compartiendo una comida, labores domésticas o durante un paseo por la ciudad, es cuando nuestros sentidos se agudizan aun más para asimilar toda la información necesaria.

Lo que recibes en el aula es insustituible y valioso. Es conocer las reglas del idioma, sus giros y particularidades, desde la formalidad. Es buscar una acreditación académica que avale tu formación. En casa, se trata de las habilidades comunicativas que sirven de fundamento.

Un hablante nativo conoce desde siempre la lengua, es algo que le pertenece y que compartirá contigo así como cuando aprendió a decir las primeras palabras durante la infancia. Se trata de una de las grandes ventajas de ser recibido en Houston por una familia anfitriona.

Conectando con la cultura local para aprender inglés en Houston 

Si te hospedas en una residencia estudiantil o en un hotel, es posible que te pierdas un poco de la ciudad de Houston y de la vida local. En cambio, si te apuntas con quienes la conocen en su esencia, no te perderás detalles. Esta es una forma de acercarte al idioma.

Desde las direcciones, los sitios de interés, las rutas de transporte, dónde comprar o comer e, incluso, lugares que debes evitar por alguna razón, es información que solo pueden brindarte los lugareños. Si hay la posibilidad de que te acompañen algunas veces, será genial.

Por otra parte, cultiva el interés por las noticias y el acontecer de la ciudad. Escucha las opiniones de los miembros de tu familia anfitriona. Es una forma de conectar con tu entorno inmediato, aprender nuevas palabras y ampliar tu rango de temas para conversar.  

Aprender inglés en Houston mientras cocinas con tu familia anfitriona

Uno de los momentos de mayor interacción en el seno de las familias se da durante la preparación de los alimentos y en torno a la mesa. Anímate a participar en las labores culinarias y tendrás un cúmulo de nuevas palabras para apuntar.

No solo el nombre de los ingredientes, platillos y utensilios, sino también de los diferentes procedimientos, temperaturas, sabores. Es la posibilidad de sumar palabras, seguir instrucciones, afinar el oído y disfrutar del aprendizaje en un contexto diferente.

Entretenimiento y aprendizaje con tu familia anfitriona

Al finalizar tus lecciones, y mientras te encuentras con la familia que te hospeda, bien vale un tiempo para compartir pasatiempos, juegos o ver una película. Son momentos para estrechar vínculos con quienes te han atendido y aprender más del idioma mientras te diviertes.

Infórmate de sus preferencias o aficiones, toma la iniciativa y plantéales una tarde o noche diferente. Estarán encantados en hacerte partícipe de aquellas actividades que les unen y entretienen. Todos recordarán esas jornadas, cuando termines el curso y vuelvas a casa.

Aprender inglés en Houston, alojándote con una familia de acogida, es una experiencia de crecimiento integral para todos los involucrados; esto, mientras adquieres un idioma que te permitirá alcanzar metas  e impulsar nuevos retos.

Habla con nuestros agentes para obtener información: