(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

¿El inglés es el idioma de los negocios? – Beneficios de tener inglés como segundo idioma

Aprender inglés - ¿Por un piloto debería conocer este idioma

Hoy en día, numerosas empresas están invirtiendo en programas de capacitación de inglés como segundo idioma. La intención es que el personal a su cargo lo hable porque predomina en el área de los negocios.

Si no eres capaz de comunicarte en esta lengua es difícil participar en proyectos de envergadura. Esto se debe a la importancia que tiene para las actividades comerciales. Pues la globalización lo ha convertido en el idioma universal en el contexto empresarial.

Tanto las industrias manufactureras, tecnológicas como las de servicios y de información lo requieren. No solamente para el manejo de sus operaciones, sino para comunicarse entre sí y llegar a mayor cantidad de clientes en diferentes partes del mundo. 

La forma como opera actualmente la economía y la influencia del anglosajón en los medios de comunicación, incluido el Internet, son las principales razones. Por eso, necesitan que sus empleados lo comprendan, escriban y pronuncien con fluidez.

Oportunidades que brinda el inglés como segundo idioma

Contar con personas que hablen inglés como segundo idioma incrementa las posibilidades de éxito de las compañías nacionales y extranjeras. Al poder comunicarse de esta forma, mejoran tanto el desempeño interno como externo, obteniendo grandes ventajas.

Eso les permite estar en contacto con mercados internacionales y extender el área geográfica de sus servicios. Incluso, interactuar fácilmente con los socios y los integrantes de las oficinas comerciales de sus propias firmas ubicadas en otros países.

Dado que gran parte de la información contenida en Internet se encuentra en este lenguaje, consiguen también mayor visibilidad en la red. De manera que si tienes una empresa y deseas aumentar su alcance, invertir en este tipo de capacitación es muy útil.

Igualmente, en caso de querer formar parte de la plantilla de una corporación multinacional. Eso otorga un plus a tu currículum y brinda la oportunidad de ascender en tu carrera. Su uso es común en más de cien países, lo cual demuestra lo importante que es actualmente.

Competencias del inglés como segundo idioma

Conocer la lengua inglesa no significa necesariamente hablar de forma fluida. El aprendizaje implica varios niveles de competencia que pueden servirte o no, dependiendo de lo que tengas en mente hacer con esas capacidades en el futuro.

A algunas personas se les complica más que a otras. Es posible que lo comprendas, pero tengas dificultades para dialogar o argumentar oraciones. O quizás lo hables y no domines la lectura. Fijarte metas ayuda a determinar hasta dónde deseas llegar como estudiante.

Por ejemplo, si te interesa únicamente aprender las nociones básicas o conversar con fluidez. Al tener claros tus propósitos es más fácil enfocarte en lo que realmente necesitas. Ya sea para fines personales o relativos con tu profesión, cualquiera que sea.

Mientras más elevado sea tu dominio, mayores son las oportunidades de lograr los objetivos propuestos. Por ejemplo, conseguir un empleo que satisfaga tus aspiraciones, el ascenso que tanto esperas o participar en reuniones empresariales internacionales.

Recursos para aprender Inglés como segundo idioma

Si quieres estar a la vanguardia de los negocios o de tu profesión, estudiar ESL en el aula te puede ayudar. Los docentes que imparten este programa académico están capacitados para guiarte en el aprendizaje y enseñarte las habilidades requeridas.

En todas partes del mundo encuentras clases de este tipo para personas no nativas. Las actividades se realizan en grupos reducidos para dar un trato personalizado a los alumnos. Y constan de varios niveles, desde principiante, intermedio, hasta el más avanzado.

Incluyen reglas de gramática, estructura, comprensión de lectura, escritura, vocabulario y conversación. Si lo prefieres, tienes la opción de escoger un plan intensivo para avanzar más rápido. Adquirir vocabulario te beneficia enormemente en los estudios y el trabajo.

Entre otras cosas, permite iniciar conversaciones, descubrir temas nuevos, comprender mejor el contexto y la lectura. La ventaja de estudiar en el aula es que tienes compañeros en iguales condiciones con quienes practicar. Aunque también tienes la alternativa de hacerlo con amigos.

Exposición continua del lenguaje por diferentes medios 

Exponerte regularmente al idioma a través de medios audiovisuales o escritos contribuye con la comprensión. Por ejemplo, ver vídeos, películas en inglés subtituladas, leer la prensa (periódico, boletín o revista), un libro de tu interés o escuchar canciones en la radio.

Está comprobado que escuchar constantemente los diferentes acentos, acostumbra el oído a los sonidos. Por lo tanto, resulta más fácil imitarlos y pronunciar las palabras de forma natural. Además, resulta una experiencia divertida porque ves y escuchas lo que te agrada.

Incluso, jugando también aprendes habilidades fundamentales de ESL. Hay muchos juegos en esta lengua que se descargan gratuitamente y son verdaderamente útiles. Al igual que numerosas aplicaciones móviles que te permiten estudiar en cualquier sitio donde estés.

Tomar lecciones adicionales por tu cuenta en Internet, es otra forma de sumergirte en el lenguaje. Si ya posees conocimientos y necesitas demostrarlos para optar por un cupo en la universidad, debes presentar el examen de certificación oficial de lengua extranjera TOELF.

Habla con nuestros agentes para obtener información: