(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

¿Cuál es el mejor método para aprender en un curso de inglés?

¿Cuál es el mejor método para aprender inglés? - Curso de inglés

¿Piensas realizar un curso de inglés? Seguro te estás preguntando cuál es el método de aprendizaje más apropiado para ti. La respuesta breve es que no existe uno perfecto. Cada estudiante tiene objetivos, gustos y necesidades particulares.

Lo que resulta bien para algunas personas, no necesariamente es igual para todos. Por lo tanto, la mejor modalidad es la que se adapta a tus circunstancias específicas. Ya sean de tiempo, estilo, lugar, situación económica o de cualquier otro tipo.

Ciertas pistas ayudan a personalizar los estudios. Por ejemplo, tu profesión, tus hobbies, el vocabulario que utilizas todos los días en el trabajo, o en tu tiempo libre con tus amistades. Considerar tus metas y aficiones también es importante para descubrirlas. 

Es decir, por qué razón quieres aprender inglés. Si es por cuestiones laborales o para viajar y charlar con amigos. Asimismo, si te gusta leer, escribir, ver películas, eres una persona extrovertida o introvertida. Dependiendo de ello, encontrarás mil maneras de estudiar.

Formas de aprendizaje en un curso de inglés

Hoy en día, hay muchas maneras de aprender esta lengua. Desde las más tradicionales hasta las modernas. Por ejemplo, mediante un curso de inglés, información en internet o usando una aplicación móvil. Solo deben cumplir tus expectativas y gustarte. Estas son algunas:

Ir a una escuela:

Al asistir a un instituto de idiomas tienes la ventaja de contar con un profesor que te guía. No solo conoces las técnicas apropiadas según tu nivel, sino que compartes experiencias. Además, te brinda la oportunidad de practicar lo aprendido con tus compañeros de clase.

Estudiar por tu cuenta: 

Esta metodología te da la libertad de hacerlo en el momento que desees porque no hay un horario establecido. Puedes escoger entre leer un libro, ver un tutorial o una actividad online. Para que sea realmente efectiva, requieres mucha dedicación y motivación.

Pasar tiempo en un país de habla inglesa:

Cuando te relacionas con gente nativa aprendes el lenguaje. Te acostumbras más rápido a los sonidos y diferentes acentos, por lo que logras mejorar la pronunciación. Eso permite hablar con fluidez y sostener conversaciones con mayor seguridad.

Leer de todo un poco:

La lectura es una herramienta valiosa para el aprendizaje. Prueba con un libro en inglés de tu agrado, una revista, historieta o periódico. Incluso, leyendo algún blog o noticias en un sitio web. Es importante hacerlo diariamente para aumentar el vocabulario.

Escuchar música y algo más:

Una forma rápida y efectiva de dominar el idioma es escuchando. Ya sea las canciones que más te gusten, un audiolibro o podcast. Solo prestando una mínima atención mientras trabajas o haces deporte a diario, mejoras el léxico y aprendes a pronunciar con fluidez las palabras.

Practicar las lecciones:

A veces, el principal obstáculo de los estudiantes es la falta de práctica. De nada sirve leer, escuchar y asistir a clases si no lo ejercitas. Para que no se te olvide nada, repite los términos y pronunciaciones. Habla cada cierto tiempo con otras personas en el mismo lenguaje. 

Métodos tradicionales de capacitación en un curso de inglés

Además de los recursos señalados, existen métodos convencionales para la enseñanza de la lengua inglesa. Por ejemplo, el de traducción de la gramática. Consiste en estudiar las normas del idioma mediante ejercicios de interpretación.

También está el “direct method” que se enfoca en establecer una conexión entre un objeto y su significado. A partir de la asociación visual, consigues deducir las palabras y conceptos. Su objetivo fundamental es enseñar a pensar y comunicarse en anglosajón.

Otro procedimiento es el audio lingual, con el que aprendes a interactuar con otros de manera automática. Se centra en la repetición de diálogos y frases de uso cotidiano. Básicamente, te concentras en escuchar y hablar repetidas veces hasta lograr una respuesta sistemática.

El enfoque de lenguaje comunicativo es otro método tradicional. Esta modalidad se basa en el intercambio de conocimientos en este idioma. Te permite trabajar en equipo y crear diferentes contextos o situaciones para facilitar la comunicación.

Curso de inglés combinado 

Una estrategia recomendada es combinar el aprendizaje presencial con el online. De ese modo, refuerzas lo que ves en el aula con actividades extra, ya sea en casa o la oficina. La web dispone de mucho contenido útil para enriquecer tus habilidades.

Con este tipo de formación puedes mezclar los métodos tradicionales con los actuales. Por ejemplo, tener un tutor en línea para resolver dudas o corregir errores. Incluso, participar en grupos de trabajo con hablantes nativos y mantener conversaciones diarias con ellos.

Eso facilita la adquisición de conocimientos y realización de las tareas. Además, no tienes que ceñirte únicamente al manual. Trabajas a tu propio ritmo. Alternar las actividades se saca de la rutina. Eso es bueno, porque el aburrimiento es el peor enemigo de los estudiantes.

Mucha gente sigue el mismo método durante meses y realiza los ejercicios gramaticales con constancia. Sin embargo, termina cansada porque no hay novedad. El aprendizaje combinado proporciona la oportunidad de hacer cosas diferentes todos los días.

Habla con nuestros agentes para obtener información: