(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

¿Cuánto tiempo toma aprender nuevos idiomas?

aprender nuevos idiomas?

Para saber cuánto tiempo toma aprender nuevos idiomas se deben tomar en cuenta varios factores, como por ejemplo cuál es la lengua nativa del estudiante y cuál desea aprender, el método, modalidad de enseñanza y cuántas horas está dispuesto a invertir en sus clases.

En el mundo se hablan alrededor de 6.000 idiomas, muchos de ellos con raíces comunes mientras que otros difieren completamente, incluso en su alfabeto. Todas las fuentes coinciden en que el método más rápido y efectivo para aprender un idioma es mediante la inmersión en un país donde se hable dicha lengua.

Depende de qué quieres aprender

Es importante saber qué tan lejos quieres llegar, si deseas concentrarte en alcanzar un nivel básico, que te sirva para desenvolverte en un país extranjero durante unas vacaciones, o si la finalidad es dominar todas las competencias del idioma.

La suficiencia del idioma suele clasificarse en básico, conversacional y fluido, aunque cada país y cada lengua tienen sus propias categorías.

Según la cantidad de hablantes que tienen en el mundo, los idiomas que gozan de mayor demanda entre los estudiantes son el español, inglés, portugués, mandarín, hindi y árabe. ¿Está entre ellos el que deseas aprender?

De este grupo, el inglés y el español son los más afines entre sí. Por lo que para un estudiante de habla inglesa es relativamente sencillo aprender a hablar el español, y viceversa.

Aprender nuevos idiomas es cuestión de tiempo

En términos generales, un estudiante de habla hispana necesita unas 24 semanas / hasta 600 horas para aprender el idioma inglés. Esto según una tabla publicada por el Instituto de Servicio Exterior (FSI) de Estados Unidos.

Igual cantidad de horas necesita un hablante de inglés o de español para aprender nuevos idiomas, si estos son el francés, italiano, portugués, danés o noruego. Si el reto es hablar alemán, la demanda de tiempo sube a 30 semanas / 750 horas.

Mayor inversión se requiere para dominar idiomas como el ruso, griego, albanés, turco, persa, hebreo o hindi, estimada en 1.100 horas / 44 semanas. Las lenguas más exigentes en cuanto a dedicación, para los hablantes del español y el inglés, son el árabe, japonés, mandarín y coreano, que pueden llegar a dominarse tras 2.200 horas de estudio (88 semanas).

De igual manera, para una persona cuya lengua de origen es el árabe, japonés, chino o coreano, aprender inglés o español, será todo un reto.

No hay límite de edad para aprender un nuevo idioma

En todos los casos, el cálculo se basa en jornadas de estudio intensivo, donde se requiere motivación, dedicación y sentido del propósito. Esto añade aún más valor al empeño de aprender nuevos idiomas.

Los expertos aseguran que el proceso de avance en el conocimiento de una lengua se produce en niveles que se alcanzan cada 200 horas de estudio, aproximadamente. Por otra parte, se ha determinado que los niños pueden aprender nuevos idiomas en mucho menos tiempo que un adulto, sobre todo si comienzan a estudiarlo antes de los 10 años de edad.

Sin embargo, los estudiantes de idiomas de edad adulta también logran alcanzar total fluidez. No hay un límite de edad para aprender un idioma y es bueno para la salud del cerebro.

Cómo se logra aprender nuevos idiomas

Tal como te indicamos al inicio, la forma más efectiva y rápida de aprender nuevos idiomas es a través de la inmersión. Vivir en un país donde se habla el idioma que deseas aprender hace que tu cerebro y sentidos trabajen aceleradamente para alcanzar el objetivo de poder comunicarte con otras personas.

Puede que al principio resulte frustrante, pero a medida que pasan los días descubres que el lenguaje comienza a fluir. Necesitas entender y que otros te entiendan para alimentarte, trasladarte, saludar. El entorno trabaja a tu favor.

Tomar clases es necesario

El aprendizaje de otro idioma a través de la inmersión se complementa con clases formales para afinar la gramática y otros aspectos más específicos que también es importante conocer.

Como complemento de la inmersión o como sustituto, está el método tradicional de las clases presenciales, en solitario o en grupo. Un docente, con los mejores recursos didácticos y tecnológicos, en un salón siguiendo un programa de enseñanza, que suele estar desarrollado por niveles.

Asimismo, puedes optar por las clases en línea, que algunas personas eligen para ahorrar el tiempo dedicado a trasladarse al instituto de idiomas o por otras razones prácticas. También se han vuelto populares las aplicaciones que te permiten tener lecciones del idioma de tu elección en el momento que prefieras.

Sea cual sea el método o modalidad que elijas, la cantidad de horas al día que dedicas a estudiar y practicar el idioma juegan un papel fundamental.

Niveles que escalas al aprender nuevos idiomas

Las competencias que adquieres al dominar un idioma son hablar, escuchar (comprender), leer y escribir. A medida que avanzas es posible determinar en qué punto del aprendizaje te encuentras.

Competencia elemental

Es el nivel básico en el que sostienes conversaciones sencillas. Es la etapa inicial de un estudiante de idiomas.

Competencia avanzada

Es la etapa siguiente, en la que tienes más elementos para comunicarte, manejas un vocabulario mayor y puedes estructurar oraciones más complejas, utilizando los diferentes tiempos  verbales.

En esta instancia, las cuatro competencias del lenguaje están en franco proceso de consolidación.

Funcionalmente nativo

Has llegado a la meta de poder expresarte plenamente en el idioma que elegiste aprender, al alcanzar un nivel óptimo de expresión oral, comprensión, lectura y escritura.

En este nivel eres completamente apto para cursar estudios superiores o aspirar a un empleo de alto desempeño que requiera el uso de dicha lengua extranjera.

Sin embargo, debes saber que el lenguaje es un elemento vivo, que se expande y desarrolla conforme lo hacen las sociedades. De manera que nunca dejas de estudiar y conocer nuevas facetas del idioma.

Aprender nuevos idiomas es una gran experiencia de vida y significa la adquisición de competencias para tu crecimiento personal, académico y profesional. El tiempo que dediques a conocer y dominar otras lenguas es una inversión que, sin duda, ampliará tu potencial.

Habla con nuestros agentes para obtener información: