(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

Diferencia entre aprender por tu cuenta o en una escuela de inglés

Diferencia entre aprender por tu cuenta o en una escuela de inglés

¿Deseas aprender la lengua de William Shakespeare? No tienes excusas para no hacerlo. En la actualidad, hay muchas maneras de estudiarla. Por ejemplo, acudiendo regularmente a una escuela de inglés o por tu cuenta. Ya sea con libros, vídeos, tutoriales o cursos online.

Ambas opciones permiten adquirir conocimientos para aplicarlos en cualquier área que te propongas. Sin embargo, existen diferencias entre el aprendizaje formal y el autodidacta. Cuando lo haces en una academia o universidad te riges por una estructura ya definida.

En cambio, al intentarlo por tus propios medios tienes mayor flexibilidad. Eso es debido a que eres tú quien eliges el tema que te interesa.  Al contrario del instituto, no tienes que ver una materia por obligación ni cumplir horarios. Empiezas y terminas a la hora que te provoque.

Ahora, ¿quieres saber cuál de estas alternativas es la adecuada para ti? Depende de varios factores, entre ellos, la determinación, la paciencia y fuerza de voluntad. Mira otros aspectos interesantes de la formación en un centro educativo y el autoaprendizaje.

Beneficios de estudiar en una escuela de inglés

Una de las ventajas de optar por clases presenciales es que recibes comentarios inmediatos. Siempre tienes a tu disposición un profesor con probada experiencia para preguntarle lo que quieras y resolver tus dudas. Asimismo, para corregirte en caso de cometer un error.

Estar en el aula te brinda la oportunidad de practicar con tus compañeros.  Eso es importante porque pierdes el miedo a comunicarte en este idioma. Te das cuenta si te están entendiendo y puedes hacer las rectificaciones necesarias al instante. Sin contar que haces amigos.

Además, cuando estás en contacto con otros estudiantes interesados en aprender, sientes más entusiasmo por los estudios. Si algún concepto se te dificulta, alguien te ayuda a entenderlo para que sigas progresando. Ninguno compite por ser mejor que otro.

Incluso, tienes la posibilidad de meterte en grupos de apoyo y talleres de conversación con alumnos más avanzados, para mejorar la fluidez. Eso no solamente incrementa la motivación, sino que garantiza el logro de los objetivos trazados. Es decir, prepararte para el futuro. 

La escuela de inglés brinda respaldo

Otro aspecto positivo de asistir a una escuela de inglés es que cuentas con el respaldo de una entidad. Muchas empresas no contratan personas que no poseen un título profesional. Por lo tanto, obtener el certificado de un colegio o universidad ayuda a que te tomen en cuenta.

Por otro lado, ofrece la posibilidad de aprender el idioma como verdaderamente se habla. Incluyendo expresiones comunes y modismos de los hablantes nativos, así como las reglas gramaticales, lo cual permite comprenderlos mejor. 

Del mismo modo, proporciona una experiencia inmersiva al rodearte de gente que solamente conversa en ese lenguaje. Sobre todo, si la educación proviene de una institución ubicada en un país o ciudad de habla inglesa.

En las escuelas anglosajonas, desde el momento en que ingresas empiezas a escribir, leer y hablar en inglés. Ese método de aprendizaje te obliga a conocer los conceptos para poder comunicarte con las demás personas.

Escuela de inglés y estudios autodidactas

Estudiar por tus propios medios también tiene sus ventajas. Pero, para seguir ese camino necesitas esforzarte y tener una alta disciplina. ¿Por qué? Debido a que eres tú quien busca las lecciones, decides cuándo y cuánto tiempo vas a verlas. 

Es decir, no tienes a nadie que te supervise, a diferencia de los centros de idioma. No obstante, por ser quien escoge el material, no existen limitaciones. Si no te satisface un libro puedes cambiarlo sin ningún problema.

Eso no es posible en la educación formal porque el docente es quien indica cuál vas a utilizar. En el lado autodidacta, cuentas con infinidad de textos, cursos y vídeos para elegir. Ya sean gratuitos o pagos para aprender en el momento que quieras.

Si tampoco te gusta como da la clase un profesor, cambias el curso online y listo. O si te sientes mejor leyendo artículos en internet, nada te impide emplear esa estrategia. Además, no te toman asistencia ni corres peligro de reprobar por faltas.

Recursos para estudiar por tu cuenta

Hoy en día, hay numerosas técnicas que facilitan el autoaprendizaje. Por ejemplo, escuchar y traducir las letras de tus canciones preferidas. Eso contribuye a acostumbrar el oído a los distintos sonidos y acentos. En consecuencia, mejora la comprensión auditiva.

Ver tutoriales en Youtube es otra manera de aprender desde casa. Este sitio está repleto de vídeos creados por profesores de todos los niveles. Desde el básico hasta el más avanzado, explicados en términos sencillos y amenos.

Mirar películas y escuchar noticieros o podcats en inglés también funciona. Hay muchas grabaciones de audio ideales para estos fines y son gratuitas. Otra opción es participar en seminarios, congresos y otros eventos de intercambio lingüístico.

O chatear con personas de habla inglesa y pegar tarjetas adhesivas con palabras clave por todas partes, para recordarlas. También es útil descargar alguna aplicación en el móvil que enseñe la gramática y el vocabulario, y utilizar juegos infantiles en este idioma para practicar.

 

Habla con nuestros agentes para obtener información: