(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

Practica las Habilidades Que Obtienes en la Escuela Para Aprender Inglés

Practica las Habilidades Que Obtienes en la Escuela Para Aprender Inglés

En la Escuela para Aprender Inglés recibes conocimientos fundamentales a fin de desarrollar las competencias de comprensión, lectura, expresión oral y escrita. Sin embargo, este esfuerzo académico se queda estancado si no ejercitas lo que recibes en el aula.

Son diversas las estrategias y actividades que puedes poner en marcha, para probar lo aprendido y perfeccionarlo. Lo cierto es que se aprende a entender, hablar, leer, escribir en inglés al practicarlo. No te quedes solo con las actividades que realizas en clase.

En las siguientes líneas te ofreceremos ideas útiles y entretenidas que te ayudarán en tu proceso de aprendizaje de ESL. 

Cómo poner en práctica lo que te enseñaron en la Escuela para Aprender Inglés

Si bien es necesario que apartes un momento especial dentro de tu rutina diaria, para cumplir con las actividades que te asignó el profesor de inglés, tus prácticas del idioma deben ocupar cada uno de los espacios de tu agenda. Procura mantenerte inmerso en el idioma.

Desde aspectos tan sencillos como cambiar el lenguaje de tu Smartphone, dejar notas adhesivas en la casa y la oficina con frases que deseas aprender, escuchar exclusivamente música en inglés, ver series y películas sin subtítulos, son algunos de los refuerzos sugeridos. 

Si te desenvuelves en un contexto de angloparlantes, seguramente tus progresos se verán con mayor rapidez, dada la cantidad de estímulos que tendrás y las oportunidades de sostener conversaciones reales. No desaproveches tales ventajas. 

En caso contrario tienes los clubes de conversación, chats y foros online donde es posible conectar con personas que, al igual que tu, son unos apasionados del idioma inglés. También es factible practicar en solitario, si así lo prefieres. 

Prepara una breve exposición: elige el tema y simplemente ¡hazlo!

No esperes a que sea una tarea asignada por el profesor, toma la iniciativa. Con este ejercicio practicarás pronunciación, lectura y desarrollarás seguridad. Elige un tema y desarróllalo: una anécdota personal, un tópico que domines o un personaje sobre el que desees hablar.

Si no te sientes cómodo con esta posibilidad elige alguna información de interés del periódico, un artículo de una revista, un fragmento de una obra de teatro o cualquier texto con el que tengas alguna identificación. Es particularmente importante que el tema te agrade.

No es necesario que sea un texto muy extenso, entre 300 y 500 palabras bastará. Elige qué es lo más conveniente para ti: memorizarlo o leerlo. En cualquiera de los casos, deberás repasarlo hasta lograr el dominio y máxima comprensión.

Cuando estés seguro realiza tu exposición. ¿Ante quienes? Tu mejor amiga, tus padres, algún compañero de clases de inglés y si no hay nadie hazlo frente al espejo o grábate con el teléfono. Guardar un registro en audio o video te dará la oportunidad de escucharte y evaluar.

Disfruta y practica las lecciones de la escuela para aprender inglés con tus canciones preferidas 

Todos tenemos unas canciones en inglés que nos gustan y que de vez en cuando tarareamos sin prestar demasiada atención. Utiliza esas melodías para reforzar las habilidades que estás adquiriendo en tus clases. Transcribe las letras y pon a sonar las canciones.

Cántalas mientras sigues las estrofas escritas, hazlo varias veces hasta que puedas retener frases completas. Repite el ejercicio cuanto sea necesario, en varias jornadas hasta que hayas aprendido la letra completa.

Luego verifica las palabras que no entiendas, busca el significado; apunta aquellas que creas que te serán útiles en tu día a día. 

Si te agradó la experiencia y tienes talento con algún instrumento musical, no descartes ejecutarla si el apoyo de la pista. Además, sería una grata sorpresa para tus compañeros de clases si decidieras compartir el fruto de tus prácticas individuales de ESL a través de la música. 

Lectura y redacción: que no falten en tus prácticas

Ten a la mano material de lectura en inglés, impreso o digital, del género que prefieras: literatura, poesía, noticias, ensayos, comics. Preferiblemente, si estás en un nivel básico, no te abrumes con textos densos y de difícil comprensión.

La web está llena de posibilidades para todas las etapas del aprendizaje. Los escritos breves acompañados de ilustraciones son particularmente propicios. La idea es que ejercites la lectura de manera permanente, relajada y entretenida. 

Los lectores suelen tener menos fallas ortográficas, mejor comprensión de las construcciones gramaticales, un amplio vocabulario y en general, mayores progresos en el aprendizaje del idioma. 

Acompañar las prácticas de lectura con la redacción de textos breves, resulta el complemento ideal. En un cuaderno de apuntes, en tu laptop o dispositivo móvil, deja constancia de tus reflexiones sobre tus lecturas, alguna frase motivadora o lo que desees expresar. 

Después de la Escuela para Aprender Inglés, evalúa cómo vas

Valida tus progresos con tu profesor de inglés, coméntale sobre las actividades que realizas y, seguramente, tendrá otras sugerencias interesantes para ofrecerte. 

Establece pequeñas metas realizables en el corto plazo. Será una forma de medir tus avances. No te desanimes sin encuentras algún obstáculo; replantéate tus estrategias y sigue adelante. Cuando tenemos la disposición de aprender, nos nutrimos de lo que funcionó y de lo que no.

No dudes en pedir ayuda y orientación. No estás solo en este proceso de adquisición de un segundo idioma. Es mucho lo que falta por conocer y experimentar en la Escuela para Aprender inglés. Disfrútalo.

Habla con nuestros agentes para obtener información: