(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

Inglés como segundo idioma – ¿Qué son los modismos populares y cómo usarlos?

Inglés como segundo idioma - ¿Qué son los modismos populares y cómo usarlos?

¿Estudias inglés como segundo idioma? Por más que te esfuerces para que sea así, hay frases difíciles de entender, pese a su traducción fácil. Hablamos de los modismos, expresiones cuyo significado no es obvio. 

Por ejemplo, imagina que bebes algo en un bar americano. El ambiente es ruidoso y una conversación llama tu atención. Algunos dicen algo sobre twisting someone’s arm (torcerle el brazo a alguien) y otros sobre “hitting books” (golpear libros). No entiendes nada. 

Nos referimos a claros ejemplos de los modismos en inglés. La confusión se genera porque provienen de metáforas o analogías. Esto los hace extraños o aleatorios. Por esto, la clave es no guiarnos por su sentido literal, sino por el contexto en que se usan. Veamos.

Importancia de los modismos en el inglés como segundo idioma

Son expresiones idiomáticas muy importantes en el inglés cotidiano. Aparecen siempre que leemos o escuchamos algo en cualquier contexto informal e incluso en las situaciones más serias. Sin embargo, al nativos del idioma, se nos complica emplearlos. 

No tienen un sentido literal, por eso es primordial que te familiarices con el significado y uso de la expresión completa y no con el de cada palabra. Suena difícil, pero es divertido porque son llamativas. 

Incorporarlos a tu vocabulario hará que tu inglés suene más nativo. De hecho, ya no te sentirás como el chico del bar, desubicado y confundido. Más bien, podrás participar en cualquier conversación. Algo necesario, ya que son ampliamente utilizados. 

Inglés como segundo idioma: propósito de los modismos en la escritura

Sin duda, los modismos agregan dinamismo y carácter a los textos. El escritor que los usa, podrá moldear su estilo y diferenciarse de otros colegas. De este modo, quienes decidan no hacerlo, correrán el peligro de caer en prácticas obsoletas. También, se utilizan para:

  • Facilitar una idea compleja. Si tienes pensamientos abstractos o confusos, seguramente hay un modismo que te pueda ayudar a expresarlos de forma sucinta y digerible. 
  • Agregar un toque de humor. Son expresiones divertidas e ideales para transformar la narración plana en un discurso agradable.
  • Estimular a los lectores. Al insertar estas frases, el lector deberá cambiar la forma en que asimila el texto, porque lo obligarás a que deje de pensar literalmente para que lo haga de manera abstracta. 
  • Evocar regiones específicas. Algunos modismos nacen en ciertas zonas y son exclusivos de ahí. Esto nos permite usarlas para hacer alusión a esos lugares. 

Consejos para incorporarlos a tu propia escritura

Emplear estas expresiones es un verdadero reto. Primero, porque nos invitan a dejar las estructuras y aventurarnos por nuevas estrategias de escritura. Segundo, ameritan una investigación metódica para entender cuándo y dónde usarlas en el texto.

Es momento de salirnos de las complejidades del idioma y darle paso a la creatividad. Quizás esta sea una prueba para demostrar que dominamos el inglés. Entonces, usa los modismos cuando identifiques descripciones y expresiones repetidas y aburridas.

De esta manera, evitarás que el texto sea seco o monótono. No obstante, no es recomendable usarlos de forma excesiva, porque pasarás de agregar color a crear pasajes confusos. En ese sentido, también, evita los clichés. Es difícil porque hay  modismos muy comunes.

Usa estos ejemplos si consideras el inglés como segundo idioma

Todos los idiomas tienen una vasta colección de modismos. El inglés no es diferente. Por eso, aquí tienes una lista de cinco expresiones populares para que las memorices y apliques en tus conversaciones.

  • Beat around the bush – Evitar decir algo

¿Cómo se emplea?: cuando alguien esté hablando sin sentido o para evitar decir algo con sinceridad, porque tu opinión causaría molestias. 

  • Miss the boat – Es demasiado tarde

¿Cómo se emplea?: cuando pierdes una oportunidad para hacer algo o una fecha límite. “I forgot to apply for that study abroad program, now I’ve missed the boat”.

  • It’s the best thing since sliced bread – Es muy, muy bueno.

¿Cómo se emplea? Parece que el sliced bread (pan de molde o en rebanadas) fue una exquisitez en el pasado, porque desde hace mucho tiempo esa frase sirve como referencia definitiva para las cosas geniales. 

  • Sat on the fenceEstar indeciso

¿Cómo se emplea? Cuando estás sat on the fence tienes dudas sobre cuál es tu posición en cuanto  a un tema. Entonces, decir:“I’m on the fence about hot yoga clases”, es como decir: ” No estoy seguro de si me gusta hacer yoga en una sauna”.

  • Under the weather – Sentirse enfermo o indispuesto

¿Cómo se emplea? Ten en cuenta que aquí el clima no tiene nada que ver. Entonces, si escuchas que alguien se siente under the weather, no le respondas: “¿Quieres que saque mi paraguas?”. Más bien, dile: “Espero que te mejores”.

Existen muchos modismos más. Como ves, es interesante cómo los emplean para decir cosas, que con su forma literal no tienen ninguna relación. Por esto, es evidente que el inglés como segundo idioma es controvertido y divertido. ¡Todo un reto!

 

Habla con nuestros agentes para obtener información: