(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

Qué Hacer con Un Nivel A1 En Una Escuela de Inglés

Qué puedes hacer con un nivel A1 en una escuela de Inglés

Si estás empezando a estudiar en la escuela de inglés, posiblemente te ubicas en el grado A1. Ese es el punto de partida para aprender este idioma, según el estándar de referencia internacional que mide la comprensión y expresión de las lenguas extranjeras.

Dicho de otra forma, es la etapa básica por la que regularmente pasan las personas que no lo dominan y, solamente son capaces de comunicarse mediante el uso de términos simples que se emplean en la vida diaria.

Por ejemplo, saludar, presentarse a sí mismo, solicitar o dar información personal o de alguien conocido, como una dirección. Por eso, antes de iniciar el programa, te hacen una prueba de nivelación para ver si tienes conocimientos previos y situarte en la categoría que corresponda.

¿Qué significa ser principiante en la escuela de inglés?

Entrar como aprendiz en la escuela de inglés equivale a empezar desde cero. Es decir, enfrentarte por primera vez a conceptos gramaticales, combinaciones de palabras, frases comunes, sonidos y acento nativo, entre otras cosas.

En esta fase es cuando empiezas a relacionarte con otros usuarios de forma muy elemental para satisfacer asuntos inmediatos. Siempre que tu interlocutor dialogue despacio, con claridad y tenga la disposición de cooperar contigo, será más fácil entender.

En función de tus habilidades irás pasando de nivel hasta llegar al más avanzado. Algunos alumnos tardan menos tiempo que otros en comprender los elementos básicos, pero eso depende del empeño que pongan para procesar la información.

Nociones A1 que adquieres en la escuela de inglés

Debido a que todos tenemos capacidades distintas de aprendizaje, el curso de inglés comienza por lo más fácil para descubrir tus flaquezas y potencialidades. Consiste en lecciones sencillas sobre aspectos clave del habla inglesa. ¿Cuáles? Estructuras, reglas lingüísticas y vocabulario.

Esto incluye temas, como: sustantivos, adjetivos, uso de artículos, interrogaciones, clasificación de los verbos, preposiciones esenciales y pronombres. Asimismo, el alfabeto, números cardinales y ordinales, colores, días de la semana, meses del año y estaciones.

De esa manera, te preparas para identificar y emplear las formas gramaticales, tiempos verbales y terminología propia. Al finalizar, eres capaz de tomar dictados, leer y escribir con lo aprendido, así como a desenvolverte en conversaciones elementales.

Consejos para facilitar tu formación en la escuela de inglés

Estudia por asignatura:

Para que no te confundas, evita trabajar muchos temas a la vez. Comienza, por ejemplo, por conocer todo lo concerniente a la familia. ¿Quiénes la integran?, ¿qué parentesco tienen?, ¿cómo se relacionan y qué actividades realizan?

Toma apuntes:

Escribir en un bloc o cuaderno los vocablos, es importante para que no se te olviden. Además te sirve de práctica para reconocerlos e irlos asimilando. Ten en cuenta que, cuando anotas, aumentas tu capacidad de retener información.

Utiliza imágenes:

Otra manera de explorar la lingüística es a través de la asociación de imágenes. Una fotografía, un cuadro, dibujo o tarjeta didáctica, puede ayudarte a formar significados y tener un mayor léxico.

Emplea marcadores adhesivos:

Las notas autoadhesivas son bastante útiles para memorizar términos. Etiqueta con ellas los objetos que se encuentran a tu alrededor. Prueba, colocándole “chair” a la silla, “table” a la mesa y “dresser” al tocador.

¿Cómo instruir los sentidos para una mejor comprensión?

Escucha música:

Oír canciones en el lenguaje anglosajón, te permite ir amoldando el oído y familiarizarte con los sonidos. En internet, hay muchas melodías para novatos, pero si lo prefieres intenta con tus favoritas para que las cantes, ya que eso también favorece el habla.

Práctica la lectura:

Leer contribuye igualmente a descubrir conceptos, formar oraciones, párrafos y crear diálogos. Te aconsejamos empezar con cuentos infantiles porque están redactados de forma clara y son más entendibles. Hazlo preferiblemente en voz alta para practicar la pronunciación.

Graba tu conversación:

Otra recomendación es grabar lo que dices para escucharte y comparar tu dicción con la del profesor o algún audio confiable. Así, podrás ver las diferencias, corregir cualquier error y darte cuenta de lo que estás avanzando.  

Mira películas:

Como principiante te conviene ver películas o series subtituladas. Si las has visto muchas veces debes tenerlas guardadas en tu memoria. En ese caso, intenta hacerlo sin la traducción escrita para que asocies las escenas con el parlamento de los personajes. Verás que no es tan difícil.

Otras maneras de elevar el conocimiento en la escuela de inglés

Estar en un país, cuya lengua oficial es la que deseas saber, puede ayudarte a entenderla más rápidamente. Si no tienes esa oportunidad, debes ser constante y diligente con los estudios. Acostúmbrate a pensar de la forma como quieres expresarte verbalmente o por escrito.

Adicionalmente, cambia el idioma de tu teléfono, tablet, reloj, televisor, y todo lo que uses diariamente para habituarte. De esa manera, potenciarás tus habilidades, irás construyendo terminología y sentirás más seguridad a la hora de hablar o expresar una idea.

Antes de iniciar la preparación, es importante recordar qué te motivó a dar ese paso. Algunos lo hacen para conseguir un puesto laboral más alto, poder hablar con gente de otros países, o por mera satisfacción personal. Eso te empujará a seguir adelante.

 

Habla con nuestros agentes para obtener información: