(888) 263-7713

¡COMIENZA HOY!

6 Secretos para Aprender en las Clases de Inglés Cerca de Ti

Clases de ingles cerca de ti

 ¿Cuánto tiempo llevas estudiando la lengua inglesa? ¿Tal vez un período corto o largo? ¿Te parece una locura porque no la entiendes? Quizás ha llegado el momento de utilizar otro enfoque como el de las clases de inglés cerca de ti.

Si todavía no dominas el idioma es porque no has encontrado una fórmula efectiva. Hay diferentes maneras de aprender, pero para lograr ese objetivo es esencial tener ciertas cualidades. Entre ellas, motivación, esmero, compromiso y perseverancia.

Eso implica intentar cosas nuevas, establecer metas y creer que es posible alcanzarlas. Estamos seguros de que eres una persona inteligente y lo harás. Por eso, decidimos confiarte algunos secretos para que comprendas mejor el idioma. Esperamos te sirvan de guía. Estos son:

1. Escucha las clases de inglés cerca de ti

Para poder desarrollar tu comprensión y la capacidad de hablar, debes escuchar todo. Este es el principal secreto de las clases de inglés cerca de ti. Necesitas saber muchas palabras y cuál es su pronunciación exacta para reconocerlas luego. 

Cuando lo desconoces, lo único que oyes son sonidos incomprensibles. Captar, por ejemplo, lo que un nativo de Estados Unidos dice puede ser difícil. Los americanos tienen un acento muy particular. Hablan más rápido que los ingleses y muchas veces cuesta entenderlos.

Deberías al menos tener una idea general de la conversación. Mientras más cosas escuches podrás identificar con rapidez las distintas expresiones y comunicarte en la misma lengua. La música es bastante útil en ese sentido. Intenta descifrar las letras de las canciones.

2. Aprende leyendo en clases de inglés cerca de ti

Leer ayuda mucho debido a que asimilas vocabulario y estructuras gramaticales. Escoger un libro adaptado es una buena opción, pero es más recomendable consultar un texto “real”. Es decir, el mismo que leería alguien de habla inglesa.

Puedes comenzar con uno que ya hayas leído en español o con la versión escrita de tu película favorita. La primera vez te parecerá una tortura, sin embargo, poco a poco irás captando el significado de las historias. Es solo cuestión de costumbre.

Si eres principiante, obviamente necesitarás uno con la terminología explicada. La lectura incentiva la imaginación, te ayuda a comprender el contexto de palabras que has escuchado antes, y te convierte en un hablante más fluido.

3. Olvida la gramática (por un instante) en las clases de inglés cerca de ti

No te asustes, estás leyendo bien. Conocer los aspectos gramaticales a la perfección no significa que seas capaz de expresarte de forma clara. Muchas personas aprueban los exámenes sin entender nada de ese lenguaje ni hablarlo. 

Si bien es cierto que es importante conocer los conceptos básicos de la estructura, aprenderla en detalle no mejorará tu fluidez oral. Eso únicamente lo logras reforzando la comprensión oral, auditiva, lectora y la escritura.

Los angloparlantes tampoco entienden por completo la gramática. Seguramente conoces a alguien que aplicó para un examen y lo aprobó sin comprender ni hablar ese lenguaje. De todas formas, trabaja esos elementos por separado y sigue practicando. 

4. Interactúa con otras personas 

Si quieres tener mayor fluidez y sonar natural en una conversación, debes hablar a menudo en inglés. Aprovecha cada oportunidad que se te presente para hacerlo, ya sea saludando al cajero del supermercado o al vigilante de la tienda.

Aunque estés empezando a estudiar, ejercita regularmente esa habilidad para aprender a interactuar con otras personas en ese idioma. Cuando converses, fíjate si te están entendiendo y cómo lo hacen los demás. 

Utiliza palabras claves para remarcar lo que te interesa o reformular frases. Por ejemplo: ¿Me entiendes? (Do you understand me?) Ese ejercicio te servirá también para entrenar el oído.

5. Escribe frases a menudo

Escribir es una actividad que mejora mucho el aprendizaje, ya que involucra vocabulario, normas gramaticales y ortografía. Por ello, la incluimos en nuestra lista de secretos para ti. Si comienzas a hacerlo todos los días comprobarás sus ventajas.

Con dedicar 10 minutos diariamente es suficiente para sacarle provecho. En inglés, hay dos estilos de escritura: ficción y no ficción. La segunda tiene más reglas que la primera, pero ambas pueden ayudarte a conseguir fluidez.

Cuando te acostumbras a usar el lápiz y el papel retienes más lo aprendido. Eres capaz de  recordar las frases que te parecen difíciles y comprender mejor a los angloparlantes. No tienes que redactar una novela. Puedes anotar la lista del mercado o escribir un diario. 

6. Arma tu vocabulario y confía en ti

Forma diferentes palabras juntando y separando sílabas para construir tu vocabulario. Repasa lo aprendido y haz asociaciones mentales. En la medida que lo enriquezcas, tendrás mayores conocimientos y podrás expresar tus propias ideas.

Conocer sus raíces es igualmente valioso. El inglés es una combinación de varias lenguas fundamentalmente europeas. Por lo tanto, tiene muchos vocablos prestados, como los idiomas: danés, vikingo  y nórdico, de procedencia romana.

Por último, el secreto más importante de todos: La confianza. No te desanimes si ves que no progresas al ritmo que esperabas. No es debido a falta de capacidades, sino de una metodología  adecuada. Si confías en ti no encontrarás ninguna barrera que te impida lograr tu meta.

Habla con nuestros agentes para obtener información: